• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
SAN JOSÉ - CRC
MÉXICO Cd.
NEW YORK
BOGOTÁ
RIO de JANEIRO
MADRID

BIENVENIDOS • BEM-VINDOS • WELCOME

El enfoque de mi rincón en la web no es necesariamente noticioso. Desde acá compartiré información personal, así como temas de diversas perspectivas en el deporte...

- Randall 'Superman' Alvarez
5:10
Soy tico - #SoyTico
1:30
Papa Francisco JJ.OO. 2016 - Deporte, Cultura de Encuentro
0:32
Keylor Navas: El Portero Más Feliz Del Mundo
Lunes, 26 Mayo 2014 10:39

UEFA Champions: El Camino a la Décima

por
Califica este artículo
(2 votos)

La consecución de su décima Orejona ha tenido un largo camino que ha visto al cuadro merengue llegar en 25 ocasiones a semifinales -récord- y a 13 finales en total.  Ese camino ha tenido sus ciclos de gloria pero también sus lapsos de larga espera, por eso lo podemos dividir en dos etapas.

realmadrid14                                                                                                                             *Foto tomada de Internet

PRIMERA ETAPA

La primera etapa nos lleva a los inicios de la competición europea de campeones en 1955 cuando el Real Madrid de Di Stefano, Gento, Puskas, Kopa, claramente dominó el certamen quedándose con las 5 primeras Orejonas.  Luego vendrían dos finales perdidas en el ’62 y ’64 hasta lograr la solitaria Copa de 1966 aún con Puskas y Gento en el equipo, y Miguel Muñoz dirigiéndolos.


LA SEPTIMA

La otra etapa es la moderna que la podemos ubicar desde aquella victoria sobre la Juventus en 1998.  La espera por la ‘Séptima’ representaría para los merengues un larg suplicio de 32 años, con apenas la pincelada agridulce de una final perdida en 1981 ante Liverpool.  Ya para la temporada 1997/98 el torneo era conocido como Liga de Campeones de la UEFA (UEFA Champions League) y tenía otro formato.  Además para este año ’97 por primera vez participarían los campeones de algunas naciones menores, y también por vez primera, los sub-campeones de las principales ligas del viejo continente.  Ya no estaba la ‘Quinta del Buitre’, esta era la generación de Raúl, Roberto Carlos, Redondo, Sanchís, Hierro, Seedorf, entre otros y comandados por el alemán Jupp Heynckes frente al poderosísimo Juventus de Marcello Lippi que jugaba su tercera final consecutiva con figuras como Zidane, Del Piero, Deschamps, Inzaghi, Conte y Davids. Aunque la Vecchia Signora del Calcio llegaba como la gran favorita, la final en el nuevo Arena de Amsterdam la definió el único gol de Pedrag Mijatovic para devolver la alegría a Madrid.

Era la ‘Séptima’ y allí comenzaba la etapa moderna en busca de la décima.

LA OCTAVA

Para la campaña 2000 de transición al nuevo Milenio, el denominado ‘Equipo del Siglo’ quería dejar su marca una vez más: De hecho, los finalistas la dejaron de entrada pues sería la primera vez que dos equipos de un mismo país jugaban una final.   Para esta final, el Madrid así como lo había hecho en el ’98, había eliminado al campeón defensor en su camino a la corona, en este caso sería el Manchester United. Además en semifinales se había deshecho del poderoso Bayern de Múnich.  Mientras que el Valencia había despachado en semis ni más ni menos que al Barcelona.  Este era por cierto el gran equipo Valencia de Héctor Cúper que llegaría al año siguiente nuevamente a la gran final con aquella extraordinaria base de jugadores como Mendieta, Farinós, Gerard, Kily González, Piojo López, entre otros. paris 2000 x Recuerdo muy bien esta final en París pues estuve trabajando en el campo de juego en esa ocasión.  Recuerdo perfectamente los tensos momentos previos en ambos campamentos y, una vez que sonó el silbato, el dominio del Madrid hasta cerrar con un contundente 3-0. Esa sería la última campaña del eterno Manolo Sanchís que además celebraba su cumpleaños ese mismo día, y llorando nos comentaba de la gran emoción que lo embargaba.  Un triunfo que significaba mucho para la institución, se vivió a lo grande allí mismo, y los jugadores al terminar el partido se lanzaron a una fuente que hay detrás de uno de los arcos para simbólicamente representar lo que harían en la Cibeles horas después.  Fue sin duda un momento inolvidable para algunos como Hierro (no estaba al 100%) y el mismo Sanchís quienes tuvieron merecidamente sus minutitos ese día, o para un ‘cara de niño’ Iker Casillas que se consolidaba ante los ojos del mundo con tan solo 19 años; también para un Fernando Redondo que jugaría su último partido como merengue -y fue capitán- pues ya estaba lista su transferencia al Milan.     

La ‘Octava’ estaba en la cuenta y vendrían nuevas Eras en este camino.


LA NOVENA

Para la temporada 2001-02, estaba en boca y pupila de todo el planeta, la famosa Era de los ‘Galácticos’ de Florentino Pérez en el Madrid con los ya conocidos Roberto Carlos y Raúl, y sumándoles a Zidane y Figo (aún no estaban Ronaldo y Beckham), para llevar al equipo merengue a otra final pero con una misión muy clara: alzar la Orejona en su Centenario.  El equipo de Vicente del Bosque buscaría retomar lo hecho bajo su guía en 2000 y así, siguiendo su costumbre despachó en cuartos al campeón defensor Bayern de Múnich, y en semis en el denominado ‘Partido del Siglo’ al Barcelona, para enfrentar en la final a un Bayer Leverkusen que buscaba al menos un trofeo luego de terminar subcampeón en la Bundesliga y en la Copa Alemana esa temporada.  Dicho sea de paso, el cuadro germano llegaba fuerte luego de vencer en su camino a los tres ingleses Arsenal, Liverpool y Manchester United para reclamar su respeto en la gran final de Glasgow.  El partido lo iba a definir una perla de gol de Zizou al 44’, un inolvidable gol que quedó registrado como uno de los mejores en la historia de la Champions… En esa final también anotaría el también Galáctico ‘Ángel de Madrid’ Raúl; Lucio anotaría para los germanos del Leverkusen que fueron segundos en todo esa campaña.  Real Madrid lograba su ‘Novena’ y con sabor más dulce pues lo hacía en el año de su Centenario.

zizou02                                                                        *Foto tomada de internet

LA DECIMA

De allí saltamos doce años para ver nuevamente al Madrid en una final de Champions y la oportunidad de alzar por décima vez la Orejona.  Ya muy lejos de su más cercano seguidor en cuanto a Orejonas obtenidas, la cifra de 10 genera un cierto morbo de un número más completo, es una decena, una cantidad con mayor peso de doble dígito, y por eso es que la prensa y la gente en el mundo ha generado tal campaña de interés hacia esta consecución.  Pues bien, para seguir sus hábitos de imponer pautas y marcas, así como en 2000 el Real Madrid-Valencia representó al primera vez que jugaban la final dos equipos del mismo país, este año el Real Madrid-Atlético de Madrid marcó la primera vez que dos equipos de una misma ciudad disputaban una final de Champions.  ¡Y vaya final! Una edición especial del ‘Derbi Madrileño’.

La temporada de ambos ha tenido sus matices exitosos, e inclusive de grandeza por lo que realizó el ‘Cholo’ Simeone al impregnar este equipo con su propio espíritu de disciplina y garra, armas con las que no decayó ante la presión y se quedó con la liga española sobre el Real y el Barcelona, e incluso asegurándola en la última fecha en casa del mismo equipo culé.   Para el cuadro merengue, su interés mayor fue sin duda la competición continental, aunque en algún momento tuvo en sus manos opción a los tres trofeos, optó por enfocarse más en esta gran final y dejar escapar la liga.  Claro, ya la Copa del Rey estaba en el saco, y frente al Barça.

Para ambos, la final marcaba la última meta de una gran campaña en Champions en año mundialista, algo que ya en sí siempre añade un ingrediente interesante.  El Atleti llegaba de manera invicta después de sus 12 partidos:  tres empates y nueve triunfos, contando haber dejado en el camino a poderosos como Chelsea, Barcelona y Milan.  Mientras que el Real llegaba con solamente una derrota en contra (Dortmund) y un empate (Juve), y diez victorias en sus 12 partidos, además de un impresionante arsenal ofensivo que acumulaba 37 goles frente a sus rivales.  Entre sus víctimas de esta campaña quedaron Juventus y los finalistas del año pasado Borussia Dortmund y Bayern de Múnich.

Él partido en sí sería muy disputado y parejo, y hasta en errores de formación inicial estaban parejos los técnicos:  Simeone se equivocó al alinear a Diego Costa y debió retirarlo después de tan solo diez minutos, mientras que Ancelotti quiso sorprender con la reaparición de Sammy Khedira, quien evidenció su falta de ritmo y timing, y tuvo pesadillas en ese medio campo.

La apuesta del Cholo fue la misma de siempre con un dibujo táctico riguroso y de presión, aunque más cauteloso de lo usual.  Claro, a sabiendas de que el Real posee la transición más veloz y es posiblemente el mejor equipo a la contra en la actualidad.  El Atleti no regaló el espacio y terreno que el Real quería y amarró durante casi todo el partido supo amarrar a su ‘bestias’ ofensivas Cristiano, Banzema y Bale.

La anotación del cuadro colchonero al 36’, un claro error de Casillas en el peor momento de la campaña.  El 1-0 se crecía conforme avanzaba el partido y los rayados, que habían demostrado saber administrar un resultado, comenzaron a celebrar antes de tiempo, y quizás con la complicidad del árbitro -dando cinco minutos de reposición- el Real puso contra las cuerdas al Atleti que pestañeó y permitió el empate ya sobre el minuto 93’.  Vaya golpe al espíritu colchonero, a su entrega y a su libreto.  Ya en tiempo suplementario, los del Cholo apenas podrían aguantar la primera parte pues perdieron piernas por completo en el complemento y el temple merengue se impuso con un marcador que si bien no cuenta la historia completa del partido, sí confirma la del fútbol:  hay que jugar hasta el silbato final...

Parte del éxito de Real esta temporada, donde lució físicamente en óptimas condiciones y lo demostró en los 120 minutos de la final, es que su cuerpo técnico se ha profesionalizado.  Antes, el cuerpo técnico del real lo conformaban pocas personas, ahora la estructura permite más delegación de labores y con ello el técnico Ancelotti incorporó a su gente de confianza, y vaya si son de confianza:  Zidane como su asistente, su hijo Davide Ancelotti como asistente del Preparador Físico Giovanni Mauri, lo mismo que el hijo de éste, Francesco Mauri.  Además de un grupo adicional de experimentados hombres de ciencia y fútbol que llevaron los hilos del equipo esta campaña.

El cerebro de la Décima, sin duda, el Míster Ancelotti, todo un campeón de este certamen (2 veces como jugador, 3 como DT), discípulo de Sacchi pero sin la bendición de Capello. cristiano ancelotti1
Ancelotti demostró ser el gran conocedor del fútbol moderno, que busca resultados y no necesariamente juego bonito.  Su famoso y conservador 'Árbol de Navidad’ impuesto en los días del Milan ha sido su esquema emblemático, sin embargo, en el Real se dio hasta el lujo de alinear a tres atacantes estrella, sus ‘bestias’ ofensivas.  En la final, demostró su buena lectura del partido (aunque al reconocer su error dejó mucho en campo a Khedira) y de ahí el refresco que significó la inclusión de Morata y especialmente de Marcelo para ese frente de ataque.


El fútbol es de momentos, y el Real con este técnico, logró encontrar o crear sus propios momentos esta temporada.  Sus figuras brillaron porque les supieron explotar cualidades: Cristiano Ronaldo impuso récord de goles en una temporada de Champions con 17, a Bale lo supieron recuperar y poner al 100% al inicio de la temporada, mientras que el ‘Caudillo’ Sergio Ramos se lució anotando 6 goles en los últimos 7 partidos que jugó esta temporada;  en la final, como en muchos otros partidos, Di María tuvo una noche de ensueño con su fútbol desequilibrante.

Brillaron los ‘Galácticos’ de este segundo ciclo de Florentino.  Ahora la Orejona brilla en los estantes del Bernabéu.

Para el fútbol español, otra hoja histórica pues días atrás el Sevilla se coronaba campeón de la Europa League para enviar el mensaje de que los campeones están en España, mientras que los finalistas de la Champions enviaban el mensaje de que la capital del fútbol se llama Madrid.

Una final épica, una Derbi Madrileño de edición especial, ese fue el desenlace de esta UEFA Champions League, una vez más viviendo al máximo el lema de ‘noches mágicas de Champions’...

¡Salud madrileños!

Visto 1722 veces

El Muro ::::: Conexión Enlínea

En la Mira de SUPERMAN

EL PENSAMIENTO DE LOS GRANDES CAMPEONES...

  • Un campeón no se hace en el gimnasio... Un campeón está hecho por algo que lleva muy dentro -- un sueño, una visión... Muhammad AliCampeón Olímpico y 3X Mundial
  • Ganar y hacer todo bien no es algo para de vez en cuando, es para todos los días. Ganar es hábito... Perder también lo es. Vince Lombardi5X DT Campeón NFL
  • He fallado miles de tiros decisivos, he perdido juegos; he fallado una y otra vez en mi vida... Por eso es que triunfo... Michael Jordan6X Campeón NBA
  • 1
  • 2