medford-alvarez-wanchope

EXPERIENCIA • CREDIBILIDAD • LIDERAZGO

Hernán Medford      Randall Álvarez      Paulo César Wanchope

SAN JOSÉ - CRC
MÉXICO Cd.
NEW YORK
BOGOTÁ
RIO de JANEIRO
MADRID

El martes de esta semana se anunció en Turín que el próximo año el estadio Delle Alpi (De los Alpes) recibirá una necesitada reestructuración.
Es algo así como someterlo a una cirugía plástica pero no por el efecto del tiempo (más bien es de los más nuevos) sino porque se ha convertido en un frío escenario para una apasionada clientela de fútbol que lo que busca es estar cerca de sus jugadores y vivir el partido con pasión.

* Randall Álvarez, Serie A en ESPN.

 

Es tanta la aversión que este recinto ha desatado en el público que ha llegado a ser calificado como el “estadio sin alma” en Italia.

Construido para el Mundial ‘90, el Delle Alpi nació como una necesidad de presentar a la ciudad de Turín como sede de la máxima cita mundial.

Ante las condiciones que presentaba el popular e histórico pero limitado Estadio Comunale, se construyó uno totalmente nuevo, con la idea de que después del Mundial sirviera para otros eventos, en especial de atletismo, y por eso se pensó en lo que ahora es quizá la razón principal de este fracaso: la pista de tartán que rodea el campo y aleja al público.

Durante el Mundial de Italia todo era “color de rosa” porque se trataba de la Copa del Mundo. El flamante nuevo estadio fue la base y casa donde Brasil logró superar a sus rivales del grupo C (Costa Rica, Suecia y Escocia), y fue allí donde aquella Argentina de Maradona y Caniggia eliminara al Scratch en cuartos de final; también el Delle Alpi sirvió de escenario para que Alemania se abriera camino hacia la final al despachar a Inglaterra en la siempre triste definición por penales.

LA TRISTE REALIDAD

La lejanía entre el público y el césped era inmensa y deterioraba el espectáculo y hasta afectaba el rendimiento de los jugadores que desde entonces se han quejado de sentir a sus tifosi demasiado lejos, y como sabemos ese apoyo es una inyección que hace fluir la adrenalina de los jugadores.

Y ni hablar del favor que se la hace a los equipos visitantes que no sienten la presión de los aficionados.

Aparte de la distancia al terreno, la visibilidad se convirtió en otro error de diseño pues durante el mismo Mundial se cayó en cuenta de que desde diversos puntos alrededor de las tribunas era imposible ver el partido desde los asientos inferiores.

A partir de entonces, se comenzó a recortar la capacidad original de 70.000 (nunca alcanzada) hasta llegar actualmente a unos 60.000, que solo ha sido superada una vez en la final de la Copa UEFA de 1992 entre Torino y Ajax.

Si bien es cierto que el equipo de la mayoría de los turineses es el Torino, Juventus a veces parece quedar en el olvido y hemos sido testigos de asistencias de solo 300 espectadores para un partido de la Juve en Coppa Italia, o de unos 9.000 para un duelo de la Champions frente al Deportivo de la Coruña.

Sin duda, la creación del Delle Alpi ha sido uno de los proyectos inmuebles más criticados y discutidos de las últimas décadas.

Fue tanta la buena intención o la ambición en teoría que todo terminó en fracaso total.

La construcción de la “bendita” pista no solo privó al público de ver un partido como debe ser, sino que tampoco sirvió su propósito pues el estadio no cuenta con una pista de calentamiento por lo que no puede albergar eventos mundiales del Grand Prix de Atletismo (solamente se llevó a cabo uno en 1993).

NI LO UNO, NI LO OTRO

Y si hablamos del aspecto financiero, voy a decir nada más que el costo de la obra se triplicó durante la construcción…

El estadio Delle Alpi nació con mucha ilusión de ser un escenario innovador y ayudar en la imagen mundial del tan laureado Juventus, sin embargo, desde su creación se ha convertido en un enemigo indirecto del equipo por el ambiente, o más bien, por la falta de ambiente durante un partido.

Por esa razón, en varias ocasiones se había planteado la posibilidad de que la Juve emigrara a otra ciudad en busca de un poquito de cariño.

Enhorabuena que se le va a aplicar el bisturí a este recinto porque aunque pague menos, nadie tiene porque ver un partido a 162 metros de la acción.

Dicen por ahí que “más vale tarde que nunca”, y por lo menos, aunque sea 16 años después, se va a enmendar el error.

Se espera echar manos a la obra a partir de la Primavera de 2006, y el reestreno se anticipa para el 2008 -dos años después de que se inicien las obras- bajo un nuevo nombre (del patrocinador) y con una sustancial reducción en su aforo total.

Me pregunto si cuando acerquen las tribunas al césped, el exigente público va a “comprar” esta nueva idea del mismo escenario, o habrá quedado tan traumatizado y sentimentalmente distanciado que eso del ambiente no cambiará mucho...

Habrá que ver…

 

* Randall Álvarez, Serie A en ESPN.

 

::: Contenido de Información :::

•  Cada autor es responsable del contenido de sus publicaciones en este sitio.
La opinión expresada por cada uno de ellos no es necesariamente la de randallalvarez.com y codigosports.com...

•  Los vídeos que aquí aparecen no están hospedados en este sitio web, sino que son enlazados desde su servidor externo de origen (ej. Youtube).
** Fines informativos y educativos.

::: Contacto :::

Patrocinios y Contrataciones:

info@randallalvarez.com

info@codigosports.com

11-11 banner